Auriculares contra el cansancio

Auriculares contra el cansancio para deportistas

La compañía Halo Neuroscience surgió como una fundación de ayuda a pacientes con problemas epilépticos. De camino, se topó con un innovador método para mejorar la resistencia y eliminar los síntomas de cansancio que el cerebro envía a los músculos del cuerpo: unos auriculares con púas de silicona que generan descargas inferiores a dos miliamperios.

Un exceso de empleo continuo puede provocar un ictus

Según los desarrolladores, las descargas originadas se dirigen al córtex cerebral y activan más intensamente las fibras musculares, produciendo una mejora de la resistencia, el equilibrio, la atención, la precisión de las habilidades motoras y además, inhibe la fatiga. Sin embargo y según varios especialistas, su uso debe estar restringido a un tiempo no superior a los 20 minutos, ya que un exceso de empleo continuo puede provocar un ictus.

Imagen por NATIONAL GEOGRAPHIC

La técnica esquiva todos los requisitos prohibitivos que establece la Agencia Mundial Antidopaje Uno de los principales defensores y promotores de esta técnica es el retirado atleta estadounidense Michael Johnson. El “Expreso de Waco”, cuatro veces campeón olímpico y plusmarquista mundial de los 400m, en el Campeonato Mundial de Atletismo de Sevilla de 1999, creó tras su retiro la Michael Johnson Performance (MJP) con el objetivo de ayudar a jóvenes atletas a desarrollar completamente su potencial y mejorar su rendimiento. Desde MJP aseguran que entre sus clientes se encuentran equipos como el Manchester United de la Premier League y los Baltimore Ravens, Chicago Bears, Dallas Cowboys, Denver Broncos, Houston Rockets y New England Patriots de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano).

La técnica, que ya había sido empleada por el ejército estadounidense para entrenar a su personal, esquiva todos los requisitos prohibitivos que establece la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que ha asegurado que todavía no disponen de métodos para su detección y que además, su uso puede provocar daños cerebrales.


FUENTE: ConSalud.es