sujetador inteligente para la detección precoz del cáncer de mama

Imagen por Hoy.es

Crean un sujetador inteligente para la detección precoz del cáncer de mama

La detección precoz del cáncer de mama es esencial para luchar y vencer a la enfermedad. Las mamografías son la primera herramienta para detectarlo, aunque la tecnología cada vez más se muestra como un aliado contra la enfermedad.

Análisis más precisos o la inteligencia artificial son dos nuevos agentes para diagnosticar este cáncer en sus primeras fases. Ahora, un grupo de investigadores suizos ha ido un paso más allá al involucrar a la ropa en este proceso.

Este equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza, han desarrollado un sujetador inteligente que permite detectar el cáncer de mama en las primeras fases de desarrollo.

Esujetador inteligente para la detección precoz del cáncer
							de mama

Imagen por El Español

Se trata de un método no invasivo basado en ultrasonidos para escanear el pecho en busca de potenciales células cancerígenas. Durante el rastreo, si el sistema detecta una masa de células sospechosa, envía una señal de alerta a la usuaria, para que pueda ponerse en contacto con el médico especialista.

«Nuestra tecnología de ropa inteligente está diseñada para detectar el cáncer en las primeras etapas. Utiliza un método no invasivo e indoloro basado en el monitoreo frecuente por ultrasonido», dice Hugo Vuillet, uno de los estudiantes del equipo de desarrollo.

El dispositivo trabaja con ondas de ultrasonido, como las empleadas en ultrasonido focalizado de alta intensidad (HIFU) y ultrasonido pulsado de baja intensidad (LIPU), para realizar exploraciones de ecografía para células potencialmente cancerosas.

«Nuestro sistema podría hacer más que detectar cáncer: esperamos que algún día también pueda actuar de manera preventiva y emitir ondas de ultrasonido de dosis bajas casi continuas de manera controlada para estimular la apoptosis en la masa cancerosa», apunta Max Boysset, fundador y CEO de IcosaMed.

Los responsables de este proyectos planean comercializar este sujetador inteligente primero a las mujeres que ya han sido diagnosticadas con cáncer, para que ayude al control de su evolución, con la intención de que eventualmente esté disponible para el resto de mujeres, en 2021.


FUENTE: Hoy.es